Hablando de Carboxiterapia

Buen día, hoy quiero platicarles de un tratamiento muy pedido en cabina, el cual miles de mujeres lo solicitamos a diario, la famosa terapia contra la celulitis. La celulitis afecta principalmente muslos, caderas y nalgas. Como no odiar esas bolitas que se marcan cuando usamos jeans ajustados o lo molesto que es ponerte traje de baño, pensando en que todos nos están mirando. Lo poco estético que se ve y el dolor que produce después de un tiempo, si no se trata como es debido.

Uno de los tratamientos que resulta ser muy efectivo y con excelentes resultados en cuanto a durabilidad en el tiempo y resultados en cada sesión, es la famosa Carboxiterapia y si la complementamos con la onda acústica de choque, el éxito en el tratamiento es garantizado.

Aunque muchas odiamos está terapia de inicio por un poco de dolor que se presenta debido a la congestión del área, terminamos amándola a tal grado que ya no nos imaginamos sin ella, gracias a los beneficios que obtenemos, principalmente cuando de imagen y estética se trata.

Como ya sabemos, la carboxiterapia consiste en la infiltración subcutánea de bióxido de carbono (Co2), el cual produce una vasodilatación inmediata en la zona y una mayor cantidad de oxígeno disponible para los tejidos, además aporta un efecto lipolitico y mejora la fibrosis en esa molesta celulitis. Es un procedimiento muy seguro, la manera de eliminar el gas es por vías respiratorias.

Por su parte, las ondas de choque son un procedimiento relativamente nuevo en el campo de la estética y que su modo de trabajo es transmitir vibraciones para llegar a todas las capas de la piel y al origen del problema.

Anteriormente las ondas de choque, solo se usaban en el área médica, especialmente en campos de traumatología y urología, pero se descubrió que en el área estética tiene un espectacular resultado en los casos más resistentes de celulitis, el tejido conjuntivo se vuelve más tenso y elástico, mejora la circulación sanguínea y linfática.

RESULTADOS DE CELULITIS

La foto de está paciente fue tomada sólo con 6 sesiones de aplicación de la terapia. El tratamiento se realiza 2 veces por semana, la aplicación de la onda acústica es de 5 minutos por área y la cantidad de carboxiterapia que se aplica en cada múslo es de 500 cc, recuerden siempre que la aplicación suele ser de 48 horas entre sesión y sesión, ya que el gas permanece de 24 – 30 horas.

El número ideal de sesiones son entre 12 y 15, una vez que se consiguió el resultado que el paciente quiere, los citamos a seguir con un mantenimiento mensual o quincenal, según sea el caso, para que los resultados sean muy duraderos, ya que recordemos que la celulitis siempre se controla, jamás se quita.

Para terminar deben de saber que el 50 % del éxito del tratamiento depende de nosotros y del diagnóstico previo al paciente. Mientras que el otro 50% de éxito depende de nuestro paciente en casa, tomando el agua necesaria, caminando al menos 30 minutos al día y teniendo una dieta equilibrada.

Envío un cordial saludo a todos, agradeciendo su atención.

¡Gracias por leer!
Marlén Garcés.

Nuestros Productos:

Radiofrecuencia Capacitiva

Criolipólisis

Electroestimulación

Artículos Relacionados:

Mesoterapia: la formula de la juventud

Beneficios de la Mesoterapia Virtual

Lifting facial: éxito en 4 sesiones 

Attachment

Leave a Comment